COFRADÍAS DE LA SEMANA SANTA DE ZAMORA




- Desfila la noche del Viernes de Dolores
- LUGAR DE SALIDA: Iglesia del Espíritu Santo
- AÑO DE FUNDACIÓN: 1974
- Nº DE HERMANOS: 1100
- PRESIDENTE: Juan Antonio Haedo García
- WEB: www.espiritusantozamora.org
- CORREO ELECTRONICO: info@espiritusantozamora.org
- HÁBITO: Túnica y capillo de estameña blanca. Los hermanos portan un farol.


Su túnica es de estameña blanca con cíngulo de esparto y capillo del mismo tejido y color con el anagrama de la Hermandad en el pecho. Los hermanos calzan sandalias franciscanas de color negro y llevan en la mano un farol.
La Hermandad, tiene su sede en la Iglesia parroquial del Espintu Santo, de donde todos los Viernes de Dolores a las 22,30 horas comienza su desfile procesional hasta la S.I. Catedral donde realiza su acto penitencial y regresa pasada la medianoche al templo de partida. Dicho acto en la Catedral constituye su momento más importante dentro del desfile procesional.
El número de hermanos es de unos 850 aproximadamente.
La Hermandad Penitencial del Santí­simo Cristo del Espí­ritu Santo fue aprobada canónicamente el 12 de Diciembre de 1974 y realizó su primer desfile procesional el 21 de Marzo de 1975. De corte monacal, es una de las más genuinas Hermandades de la Semana Santa de Zamora bien por su hábito, bien por el día en que procesiona (Viernes de Dolores).
Tiene como titular a un Cristo gótico del siglo XV de autor anónimo que recibe la advocación de Santísimo Cristo del Espíritu Santo y que es portado en andas durante la procesión por 12 hermanos.
Como otros elementos característicos: Campanil procesional hecho en forja y portado por 12 hermanos, que va tocando a muerto por las calles zamoranas durante el recorrido de la procesión. También un Incensario de forja portado por 4 hermanos. Tanto Campanil como Incensario son obra del artesano zamorano Miguel Fernández Calles.
Durante la procesión, el coro va cantando "Crux Fidelis", y en el acto de la Catedral se canta "Christus Factus est". Ambas obras son del compositor zamorano Miguel Manzano Alonso. Otros actos de esta Hermandad son: la misa de Imposición de cíngulos a los nuevos hermanos que se celebra en los dí­as anteriores al Viernes de Dolores.

- Desfila la noche del Sabado de Dolores
- LUGAR DE SALIDA: S.I Catedral
- AÑO DE FUNDACIÓN: 1988
- Nº DE HERMANOS: 1000. Cofradía Mixta
- PRESIDENTE: Jesús de la Concepción Viñas
- WEB: WWW.HERMANDADLUZYVIDA.BLOGSPOT.COM
- CORREO ELECTRONICO: HERMANDADLUZYVIDA@HOTMAIL.COM
- HÁBITO: Túnica con capucha de estameña blanca. Los hermanos portan vara corta iluminada.


El espíritu fundacional de ser "un permanente recuerdo para cuantos hicieron posible la Semana Santa" hace que la nueva Hermandad desfile, procesionalmente, al siguiente año (11 de Marzo de 1989) desde la Santa Iglesia Catedral hasta el Camposanto de San Atilano, para depositar una corona floral y orar por cuantos nos precedieron. Además, participa en la Solemne Vigilia Pascual en la noche del Sábado Santo que se celebra en nuestro primer templo. (Sede de esta Hermandad Penitencial).
La nueva Cruz Guía Penitencial, que ha sido donada por Caja Duero (Hermano de Mérito), realizada por los mismos tallistas del trono-andas y que se estrena en el año de 1998, en sustitución de la primitiva. El Libro de Fallecidos, donde figuran los nombres de los miembros de la Hermanadad que ya descansan en la Paz del Señor. Los Tres Estandartes Procesionales que hacen referencia a la Resurrección y a la Vida.
El Coro de la Hermandad realza a la penitencial cofradía con sus cánticos gregorianos durante el recorrido y su participación en el Dí­a de los Difuntos (2 de noviembre) en el acto que celebran la cofradí­a de las Benditas Ánimas y la Hermandad en el propio Camposanto de la ciudad.

Fundación:
Se aprueba la Hermandad, canónicamente, el 3 de Mayo de 1988 y su origen hay que fundamentarlo en la idea generada por el Presidente de Honor, D. Manuel Espí­as Sánchez, en el Pregón de la Semana Santa del año precedente celebrado en la ciudad de Zamora.

Hábito:
Visten sus miembros, hermanos y damas, túnica de una sola pieza, estilo cisterciense, de color hueso y portan un artesanal farol eléctrico. Igualmente, llevan escapulario, colgado del cuello, con el anagrama de la Hermandad.

Elementos característicos:
El Barandales, como personaje que llama a silencio y a penitencia con el acompasado tintineo de sus esquilas, encabezando el desfile.
Tiene fijada como hora de salida a las 20'30 del Sábado de Dolores, tras la celebración de la Eucaristí­a, procesionando hasta el cementerio donde se efectúa el ACTO - ORACION - OFRENDA en el que participan representantes de todas las Hermandades o Cofradías, el CORO SACRO ZAMORA (Hermano de Mérito), el Cuarteto de Viento "JESUS, LUZ Y VIDA" y el CORO DE LA HERMANDAD. La Ofrenda Floral es efectuada, habitualmente, por el Sr. Alcalde de la ciudad como recuerdo a cuantos descansan en Paz.

Momentos especiales del desfile:
» Bajada por la Cuesta de San Cipriano.
» Travesí­a del Puente de Piedra.
» Acto-Ofrenda en el Cementerio.
» Subida por la Cuesta de Pizarro.

- Desfila la tarde del Domingo de Ramos
- LUGAR DE SALIDA: Museo de Semana Santa
- AÑO DE FUNDACIÓN: 1948
- Nº DE HERMANOS: 150 hermanos de túnica y niños y niñas que acompañan a la Borriquita
- PRESIDENTE: Ramón Alba Blanco
- WEB: www.laborriquitazamora.blogspot.com
- CORREO ELECTRONICO: borriquitazamora@gmail.com
- HÁBITO: Túnica de raso blanca. Capa y caperuz de raso, ambos de color rosa



Creación de la cofradía actual:
En la edición impresa de los primeros Estatutos de la Cofradí­a figura un Historial que refleja perfectamente el nacimiento de la misma, sus fundadores, elección de la primera Junta Directiva, aprobación de los Estatutos y hasta la razón del nombre adoptado.
La primera procesión de la nueva Hermandad se realizó en 1949, desfilando en ella el antiguo paso.
Inmediatamente se pusieron en contacto los directivos de la cofradí­a con Florentino Trapero, para encargarle el sensacional grupo escultórico - una de las mejores aportaciones escultóricas a la Semana Santa zamorana de este siglo- que sigue desfilando así­ como su mesa procesional. El grupo popularmente conocido como la Borriquita fue realizado en pino de Soria por el escultor segoviano Florentino Trapero Ballestero (1893-1977) importó 100.000 pts. que pagó D. Carlos Pinilla Turiño. Representa a Jesús montado en una burra y rodeado por un hombre y dos mujeres, una de ellas con su niño en brazos; detrás van otros dos niños jugando con un pollino.

Túnica:
Los cofrades organizadores de la procesión visten túnica de raso blanco con botonadura, caperuz, faja y capa de color púrpura. Algunos niños van ataviados con túnicas de raso blanco con turbantes y fajas, azules las niñas y de color púrpura los niños. El resto de los niños viste de calle portando palmas o ramas de olivo y laurel.
La Real Cofradía de Jesús en su Entrada Triunfal en Jerusalén, popularmente conocida como La Borriquita, nace oficialmente el dí­a 15 de octubre de 1948. Desfila el Domingo de Ramos.

Antecedentes Históricos:
La actual Cofradí­a remonta sus orígenes a la segunda mitad del siglo XIII, fecha en la que se celebraba, por la mañana, una procesión litúrgica y un auto sacramental junto a la puerta del Mercadillo. Dicho día era libre la entrada y la salida por esa puerta para poder asistir a la procesión, según lo prueba una sentencia de Sancho IV, que se iniciaba en la iglesia de San Marcos.
Presumiblemente en el siglo XVI, ligada al convento de San Francisco, surge la procesión del Ecce Homo, que se iniciaba a las tres de la tarde y en la que participaban tanto hombres como mujeres. En ella desfilaba una imagen del Nazareno o del Ecce Homo -no es posible concretar por la ambivalencia del término en esos momentos-, recorriendo un largo itinerario, pues, tras atravesar el Duero, se dirigía por Zapaterí­a a Balborraz, Plaza Mayor, iglesia de San Juan, en la que se celebraba un sermón, Rúa de los Francos, iglesia de San Ildefonso, cuestas de San Pedro y de Pizarro, para concluir en el templo de salida.
Posteriormente la Venerable Orden Tercera franciscana asumió dicha procesión, que más tarde fue sustituida por otra en recuerdo de la entrada de Jesús en Jerusalén, teniéndola a su cuidado hasta el citado año de 1948. En dicha procesión desfilaba un modesto grupo que representaba el momento en que Jesús, montado en un pollino, entró en la Ciudad Santa, en la actualidad, se conserva en Toro.

- Desfila la tarde-noche del Lunes Santo
- LUGAR DE SALIDA: Iglesia de San Lázaro
- AÑO DE FUNDACIÓN: 1942
- Nº DE HERMANOS: 2300
- PRESIDENTE: José Fernández Nieto
- HÁBITO: Túnica de raso negro. Capa blanca y caperuz negro de raso. Los hermanos portan un hachón largo



Hermanos:
El número de hermanos en la actualidad ronda los 1500, significando el gran auge experimentado en estos últimos años, especialmente de gente joven. Cada año se celebra la preceptiva Junta General en la que la Junta Directiva (Consejo Rector) informa a los presentes sobre las cuentas de ingresos y gastos, novedades, proyectos, nombramientos de mayordomos y demás incidencias. La Hermandad se rige por sus propios Estatutos, aprobados los últimos y sus modificaciones en fecha 18 de octubre de 1.982. Es tradición celebrar esta Junta a continuación de un fraternal desayuno multitudinario, y siendo precedido Éste de una misa mayor en la Iglesia de San Lázaro.
Todos los pasos son portados a hombros por hermanos cargadores. Hay una marcha fúnebre compuesta para la hermandad por don Juan Fernández F. titulada "Aurora".
Hermandad fundada el día 17 de abril de 1.942 y que procesiona por primera vez en la Semana Santa el 8 de abril de 1.943, en Miércoles Santo, no como en la actualidad que lo hace ya tradicionalmente el Lunes Santo, partiendo de la Iglesia parroquial de San Lázaro hacia las 20,30 horas, para dirigirse en su itinerario habitual subiendo hacia el centro de la ciudad camino del Museo de Semana Santa donde concluye la procesión. Previamente, y sobre las 22 horas hay un emotivo acto de oración en la Plaza Mayor en recuerdo por todos los hermanos fallecidos de la hermandad.
Los tres grupos escultóricos, en paralelo y "bailando" a los acordes de una de las marchas más emotivas de toda la Semana Santa, Mater Mea, avanza por el centro, bajo un impresionante silencio quedando todos los hermanos cobijando a sus imágenes alrededor de la Plaza.

Túnica:
El hábito y el caperuz son de raso negro, mientras que sobre la ténica se lleva una gran capa, también de raso pero blanca y muy vistosa, en la que figura el símbolo de la hermandad. Cada cofrade lleva colgado sobre la túnica el medallón con el anagrama de la Hermandad, que consiste en una cruz formada por cuatro espadas y rodeada por una corona de espinas. Los cofrades portan hachones con velas, con forma de farol, siendo característica también la presencia al principio de la procesión de diversas cruces de los más variados estilos.

- Desfila la madrugada del Lunes al Martes Santo
- LUGAR DE SALIDA: Iglesia de San Vicente
- AÑO DE FUNDACIÓN: 1974
- Nº DE HERMANOS: 450
- PRESIDENTE: Félix Gómez Rodríguez
- WEB: www.buenamuerte.net
- CORREO ELECTRONICO: info@buenamuerte.net
- HÁBITO: Túnica y capillo de estameña blanca. Fajin de arpillera. Los hermanos portan teas.



Actos:
La Hermandad celebra todos los años antes de la salida del desfile Procesional un Via-Crucis signo de nuestro fervor Cristiano ante el Dolor de Cristo y en cuyo acto se reza por todas las intenciones de nuestra Hermandad. Así­ mismo la Hermandad celebra en la Tercera semana de Cuaresma un Solemne Triduo. A parte de los actos ordinarios que la Junta de Gobierno estima oportunos.
Todos los pasos son portados a hombros por hermanos cargadores. Hay una marcha fúnebre especialmente compuesta muy recientemente para la hermandad por don Juan Fernández F. titulada "Aurora".

Hábito:
Inspirado en los cuadros de Zurbarán y en los murales del Monasterio de la Rábida, visten los hermanos túnica y cogulla de estameña blanca, faja de arpillera, ceñida a la cintura, sandalias franciscanas. Del cuello cuelga un crucifijo reglamentario replica del que procesionan. Portan una tea o antorcha de cera y parafina.

Fundación:
Creada esta Hermandad en el año 1.974, por un grupo de jóvenes Zamoranos, salió por primera vez en la Semana Santa del año 1.975. Desde entonces cada Lunes Santo, a media noche, ocho hermanos lo llevan sobre unas andas dispuestas en posición de un plano inclinado de 45% los cuales se alumbran con Teas.

Reseña Historica:
La Junta Pro-Semana santa aprobó esta Hermandad en 1.974. integrada por jóvenes que tratan de conservar los valores tradicionales de nuestra ciudad. El silencio y recogimiento de sus miembros contagian el ambiente. El chisporroteo de las Teas impresiona, y el canto del motete que escribió para esta hermandad el compositor zamorano Miguel Manzano, conmueve los cimientos de la fe. Diriase que desde el punto de vista plástico y estético es uno de los desfiles más importantes de la Semana Santa. En la actualidad esta Hermandad consta de 355 hermanos, existiendo un numero clausus para pertenecer a ella.

Momentos especiales del desfile:
Las angostas y viejas ruas y callejas por las que desfila esta Hermandad hacen que tenga una acusada personalidad en todos los ordenes. Sin duda el paso del Santí­simo Cristo por la calle de Balborraz, el cántico del JERUSALEM, JERUSALEM, en la plaza de santa Lucia, y el paso del arco de Doña Urraca, son especiales.

- Desfila la madrugada del Lunes al Martes Santo
- LUGAR DE SALIDA: S.I Catedral
- AÑO DE FUNDACIÓN: 1941
- Nº DE HERMANOS: 2000
- PRESIDENTE: Pedro García Álvarez
- WEB: www.cofradiaviacruciszamora.org
- CORREO ELECTRONICO: cofradias@ssantazamora.es
- HÁBITO: Túnica de estameña blanca. Caperuz y fajín de estameña morada. Los hermanos portan vara larga iluminada


Corría el año 1935 cuando el representante del Obispado en la Junta de Semana Santa Santa de Zamora, Rvdo. D. Manuel Boizas, propone la fundación de una nueva cofradí­a cuya imagen titular sería el Nazareno que se venera en la iglesia del arrabal de San Frontis. El Obispado aprueba canónicamente los estatutos de la cofradía el 30 de Marzo de 1938. No obstante, y dado el paréntesis de la Guerra Civil, la cofradía desfila por vez primera en procesión la Semana Santa de 1941. Los antecedentes históricos de la cofradía hay que buscarlos en la antigua Hermandad de la Vera Cruz de San Frontis, cofradí­a de disciplinantes que ya en el siglo XVI organizaba una procesión con el Nazareno y otras imágenes que recibí­an culto en la desaparecida ermita de la Cruz del arrabal.
Desde 1948 hasta 1990 la procesión de la cofradí­a de Jesús del Vía Crucis sale la tarde-noche del Martes Santo de la Iglesia de San Andrés, y a partir de esta última fecha lo hace desde la S.I. Catedral, templo de partida de los primeros años. El 20 de marzo de 1951 se añade a la procesión el paso de la Virgen de la Esperanza, obra de D. Ví­ctor de los Ríos. La iconografí­a de la procesión se completa en 1978 con la incorporación de las catorce cruces estacionales del Vía Crucis, reformadas en 1990 según diseño del pintor zamorano D. Antonio Pedrero Yéboles.
En 1961, bajo la presidencia de D. Ricardo Gómez Sandoval, se constituye la Sección de Damas de la Virgen de la Esperanza, filial de la cofradí­a, que desde entonces procesiona en la mañana del Jueves Santo.

Imágenes
- Jesús del Vía Crucis:
Imagen de vestir de autor desconocido de la primera mitad del siglo XVII tallada en madera de pino del norte. Viste túnica de terciopelo morado, bordada en oro y representa a Jesús con la Cruz a cuestas y recibe culto en la Iglesia de San Frontis. En procesión es portado a hombros por hermanos de la cofradí­a sobre mesa procesional de madera de nogal, tallada en 1990-91 por D. Gabriel Barranco Villar (n. Madrid, 1926).
-Virgen de la Esperanza:
Imagen de vestir realizada por el escultor cántabro D. Ví­ctor de los Rí­os Campos en 1950. Luce un espléndido manto de terciopelo verde, bordado en oro, salpicado de estrellas con perlas y una magnifica corona labrada en plata. Representa a la Virgen caminando con los brazos abiertos y recibe culto en la S.I.Catedral. En procesión es portada a hombros por hermanos de la cofradía sobre mesa de madera dorada, original de D. Ví­ctor de los Ríos, realizada en 1950 y reformada en 1990 por D. Gabriel Barranco Villar para poder cargarla a hombros, ya que anteriormente era de tracción a ruedas.
-Marchas Procesionales de la Cofradía:
Nazareno de San Frontis, compuesta por D. Carlos Cerveró Alemany.
La Esperanza de Zamora, original de D. Carlos Cerveró Alemany.
-Asociación Cultural "Jesús del Vía Crucis":
Creada en 1992 bajo los auspicios de la cofradía. Desde la Asociación Cultural se organizan los ciclos de conferencias y conciertos que se celebran anualmente con motivo de la Festividad o "Función" de Octubre.
-Actos religiosos y de hermandad:
Función de Octubre: En torno al último domingo de octubre se celebra en la parroquia de San Frontis, ante la imagen del Nazareno, la Misa en memoria de los hermanos fallecidos y tiene lugar el tradicional convite ofrecido por los Mayordomos salientes, concluyendo la jornada con una comida de hermandad.
- Misa en honor de la Virgen de la Esperanza:
Se celebra en la parroquia de Lourdes el 18 de diciembre.

Anualmente la cofradía organiza tres procesiones:
- Procesión del traslado del Nazareno:
Desde sus inicios, la cofradí­a organizaba una procesión popular de traslado del Nazareno desde la Iglesia de San Frontis a la otra margen del Duero, permaneciendo en la S.I. Catedral hasta el Martes Santo, cuando en solemne cortejo regresaba a su casa de San Frontis. Esta tradición, perdida con el tiempo, fue felizmente recuperada en 1990, realizándose el traslado el jueves anterior al Domingo de Ramos en unión con la Cofradía de la Cruz de San Frontis.
- Procesión de Jesús del Vía Crucis:
La tarde del Martes Santo, mil cofrades acompañan a las benditas imágenes del Nazareno y la Virgen de la Esperanza. Visten los hermanos hábito de estemeña blanca y caperuz morado. Los que acompañan al Nazareno llevan escapulario y fají­n morado, mientras los de la Virgen van ataviados con capa y fajín del mismo color. Todos ellos portan faroles eléctricos. Abre la comitiva la banda de cornetas y tambores de la cofradía, seguida por el "Barandales" y la Cruz Guía. A continuación, los hermanos, dispuestos en dos filas, los dos pasos -el Nazareno y la Virgen de la Esperanza- cargados a hombros, y por el centro las Catorce Estaciones del Vía Crucis, portadas por otros tantos hermanos. Completan la procesión las bandas de música y las representaciones civil y eclesiástica.
Seguramente el momento más bello sea el paso de la procesión a través del Puente Románico sobre el Duero; salvado el río tiene lugar la Despedida del Nazareno y la Virgen de la Esperanza. Como acto final, en la Plaza de la Iglesia de San Frontis se realiza el rezo del Ví­a Crucis Popular.
Procesión de la Sección de Damas de la Virgen de la Esperanza

- Desfila la madrugada del Martes al Miércoles Santo
- LUGAR DE SALIDA:Iglesia de Santa María de la Horta
- AÑO DE FUNDACIÓN: 1968
- Nº DE HERMANOS: 1700. Cofradía Mixta
- PRESIDENTE: Javier Mendiri Hernández
- WEB: www.7palabraszamora.org
- CORREO ELECTRONICO: info@7palabraszamora.org
- HÁBITO: Túnica de estameña blanca, caperuz y fajín de pana verde. Los hermanos portan hachón largo


Fundada por un grupo de estudiantes fruto de la renovación juvenil de la época. Su aparición supuso un cambio generacional en la Semana Santa Zamorana, ya que más de un noventa por ciento de los hermanos eran jóvenes. Procesiona por primera vez el 9 de abril de 1968 Martes Santo.
Sus primeros Estatutos contemplaban preferencia por los jóvenes, menores de 30 años, así­ como la incorporación de las mujeres. Ello supuso un fuerte rechazo de distintos sectores, incluso eclesiásticos, llegándose a necesitar escolta policial en su primer desfile procesional, Veinte años después, en 1988, tras fuertes polémicas protagonizadas por los defensores a ultranza de la tradición cerrada, se conseguián la incorporación con pleno derecho de las mujeres. En la actualidad tienen iguales derechos y obligaciones que los hombres.
Su Sede es el Templo románico de Santa Marí­a de la Horta, en el barrio del mismo nombre, iniciándose el desfile procesional, a las 12'00 de la noche del Martes Santo, después de celebrar la Santa Misa, hasta hoy siempre presidida por el Obispo de la Diócesis. Discurre su peregrinar por las antiguas calles de la ciudad, celebrando un acto denominado de las Siete palabras en alguna de las plazas de su recorrido.
La imagen titular de la Hermandad es el Santísimo Cristo de la Agonía o Expiación, tallado en la segunda mitad del siglo XVII, de autor desconocido. Es un Crucificado de tamaño natural y madera de pino. La cruz que hubo de ser cambiada dado el mal estado de conservación de la anterior, es obra del escultor Hipólito Pérez Calvo.
Procede de la Ermita de Santa María posteriormente pasó a la Iglesia de Santo Tomé en el año 1733, de allá a la Iglesia de Santa Lucía y en 1970 a la de Santa María de la Horta, donde recibe culto en la capilla.
La Imagen desfila a hombros portadas por ocho hermanos, a ritmo acompasado de tambores destemplados. En el año 1997, se hizo una modernización de las mismas incorporando un calvario realizado por el Escultor Fernando Mayoral.
Desde el año 1983 desfilan siete crucificados que se sitúan ante siete grandes estandartes que reproducen las palabras pronunciadas por Cristo en la Cruz.
La hermandad casi ha alcanzado el objetivo de desfilar con sus propios crucificados. Hoy en día ya dispone de obras de autores del prestigio de Juan de Avalos, Luis Alonso Coomonte, Ricardo Flecha o Fernando Mayoral.
La Hermandad la componen 1100 hermanos aproximadamente que procesionan con túnica de estameña blanca, con faja y caperuz de pana verde musgo, calzan sandalias franciscanas negras. Los cofrades portan artesanal hachón de madera y hierro con cirio verde.
La presidencia la ostenta el Hermano Abad, que es elegido cada 4 años.

- Desfila la tarde del Miercoles Santo
- LUGAR DE SALIDA: S.I. Catedral donde se celebra el Juramento del Silencio
- AÑO DE FUNDACIÓN: 1924
- Nº DE HERMANOS: 2350
- PRESIDENTE: Rufo Martínez de Paz
- WEB: www.cofradiadelsilencio.net
- CORREO ELECTRONICO: info@cofradiadelsilencio.net
- HÁBITO: Túnica de estamiña blanca, caperuz de terciopelo rojo. Los hermanos portan hachón corto


Se fundó esta Cofradí­a en el año 1924 a iniciativa de la entonces Junta de Fomento, con el fin de acompañar en procesión al Santísimo Cristo de las Injurias desde la Catedral hasta la iglesia de San Esteban. Desfila el Miércoles Santo.
Con anterioridad a la procesión, tiene lugar el "Acto del Juramento de Silencio".
La Alcaldesa de Zamora, en nombre de la ciudad, realiza la ofrenda de silencio, reservándose la Cofradía que pueda ser otra persona la que lo haga, ante el Crucificado, en el supuesto constitucional de que la Regidora no aceptase la invitación de la Hermandad.
Los hermanos visten túnica de estameña blanca con caperuz de terciopelo rojo, cí­ngulo de color blanco y decenario, portando hachón de madera con vela de cera que se apoya en la cintura. El obispo de la diócesis pregunta: "HERMANOS DE LA COFRADIA DEL SANTISIMO CRISTO DE LAS INJURIAS, "¿JURAIS GUARDAR SILENCIO DURANTE TODO EL RECORRIDO DE ESTA SANTA PROCESIÓN?". Se oye una voz al unísono: "SI, JURAMOS". Sigue el Prelado: "SI ASI LO HACEIS, QUE EL SEÑOR OS LO PREMIE, SI NO QUE OS LO PERDONE".
"EL JURAMENTO" los diez primeros años fue dentro de la Catedral y desde 1935 se efectúa en el Atrio para que pueda ser contemplado por los fieles.
Características de esta Cofradí­a son los grandes pebeteros portados a hombros por hermanos, consumiendo incienso durante el desfile. El más antiguo, está coronado por la cúpula de la Catedral y el otro, por la torre del Salvador, tambien de nuestro primer templo.
Un hermano a caballo, llevaba la bandera de la cofradí­a. Actualmente son tres caballeros con sus banderas y tres palafreneros.
Un clarinero se encargaba de avisar a los cofrades que debían pararse cuando lo hacía el Cristo, esto es, cuando hací­a "fondo". Al ponerle ruedas al paso y no efectuar paradas, dejó de desfilar el citado clarinero. Hoy cuatro heraldos, dos al comienzo y dos hacia la mitad de la procesión, hacen sonar sus clarines anunciando el silencio. Silencio sí­mbolo de austeridad y recogimiento religioso. Silencio de hermano ...

- Desfila la madrugada del Miercoles al Jueves Santo
- LUGAR DE SALIDA: Iglesia de San Claudio de Olivares
- AÑO DE FUNDACIÓN: 1956
- Nº DE HERMANOS: 150
- PRESIDENTE: Antonio Martín Alén
- WEB: www.capaspardas.galeon.com
- CORREO ELECTRONICO: cofradias@ssantazamora.es (Asunto Capas Pardas).
- HÁBITO: Capa alistana. Los hermanos portan un austero farol de hierro.


La Hermandad de Penitencia, una de las más genuinas y originales de la Semana Santa, se constituyo el 22 de febrero de 1956 a imagen de las procesiones de la zamorana comarca de Aliste. Es una procesión intimista, con ambiente y elementos rurales de una estética incomparable. Es conocida popularmente como la procesión de "las capas pardas", debido al habito que presentan los hermanos.
La procesión parte a las doce de la noche de la Iglesia de San Claudio de Olivares el Miércoles Santo. Los cofrades desfilan dispuestos en forma de cruz. Las matracas anuncian el paso de la procesión. Un bombardino y un quinteto de viento interpretan piezas fúnebres a lo largo del recorrido, marcado por las calles en torno al castillo, siendo su momento más bello y arriesgado el paso bajo la Puerta del Obispo.
Cuando la cofradía regresa al templo de partida, un coro de varoniles voces entona el Miserere Popular Alistano.

- Desfila la mañana del Jueves Santo
- LUGAR DE SALIDA: Convento de las Dominicas Dueñas de Cabañales
- AÑO DE FUNDACIÓN: 1960
- Nº DE HERMANOS: 617 hombres y 2067 mujeres
- PRESIDENTA: Maria José Herrero Palacios
- WEB: www.cofadiaviacruciszamora.org
- HÁBITO: Las damas con abrigo de luto, peineta y mantilla. Portando una tulipa. Los hermanos, túnica y caperuz de raso blanco y capa de raso verde. Los hermanos portan vara.


La sección de damas se fundó en el año 1960 para retomar desde el Convento de Cabañales a la Virgen de la Esperanza en procesión a su lugar de ubicación durante todo el año, que es la Catedral de Zamora, ya que la imagen de la Virgen acompaña al Nazareno del Ví­a Crucis el Martes Santo en su desfile procesional.
La Cofradía Virgen de la Esperanza es una cofradía mixta que cuenta con 1.961 Damas y 637 Hermanos que pertenecen a la cofradía de Jesús del Vía Crucis.
El hábito para las Damas es abrigo negro, mantilla de blonda negra y peineta, guantes blancos, zapatos y medias negras. Portando tulipa con vela y la medalla reglamentaria con la imagen de la Virgen.
Los Hermanos por su parte, llevan túnica blanca, capa verde y caperuz blanco, todo ello en tela de raso, portando una vara niquelada con el anagrama de la cofradía.
Abre la procesión del Jueves Santo la Banda de cornetas y tambores de la cofradí­a, seguidos por el Barandales y la Cruz Guí­a. Tras las filas de Damas y Hermanos se sitúa la Virgen de la Esperanza y la Banda de música interpretando marchas procesionales, entre ellas las dedicadas a la Virgen de la Esperanza como son "La Esperanza de Zamora" de D. Carlos Cerveró Alemany y "Spes" de D. Antonio Pedrero Rojo.
Los momentos plásticamente más destacables de la procesión son la entrada en el puente románico vista desde el centro del mismo y la Salve que se canta por todos los cofrades en el Atrio de la Catedral.

- Desfila la tarde del Jueves Santo
- LUGAR DE SALIDA: Museo de Semana Santa. Efectúa estación en la S.I. Catedral
- AÑO DE FUNDACIÓN: Siglo XIV
- Nº DE HERMANOS: 2500
- PRESIDENTE: Teo Hernando Calvo
- WEB: www.veracruzzamora.es
- CORREO ELECTRONICO: SECRETARIO@VERACRUZZAMORA.ES
- HÁBITO:Túnica y caperuz de terciopelo morado. Cíngulo amarillo. Los hermanos portan vara.


El origen de la cofradía de la Santa Vera Cruz de Zamora se remonta al último tercio del siglo XV, como algunas otras cofradí­as de ese mismo nombre. La tradición oral en la ciudad la proclama la más antigua no sólo de Zamora sino de España, y es constatable la certeza de este aserto en lo que se refiere al ámbito local ya que ninguna de las actuales cofradías que conmemoran la Semana Santa puede certificar los mismos años que la de la Cruz.
La razón de ser de esta cofradí­a no es sino como su nombre indica el culto a la cruz como sí­mbolo de la pasión redentora. Se trata de rememorar los sufrimientos de Jesucristo para salvar a los hombres de tal forma que siempre estos lo recuerden, y para hacerlo se organizó una cofradía cuyo acto principal era una procesión en la que, entre otros símbolos, los cofrades derramaban sangre por los crueles azotes que el hijo de Dios padeció. Es, por tanto, una típica cofradí­a penitencial de disciplina caracterizada por el ejercicio público de esta penitencia.
La primitiva cofradía parece que no se rigió por ordenanzas aprobadas formalmente hasta 1545. Su primera sede fue el monasterio de San Francisco, a la que se unió a partir de 1519 la del de Santo Domingo, sirviéndose en ambos alternativamente.
La cofradía conoció un desarrollo extraordinario durante el siglo XVI cuando sus filas se nutrieron de numerosos cofrades pudiendo desde entonces considerarse como una cofradí­a de carácter general para la ciudad. Sus funciones no se limitaban al ámbito de sus miembros o a un grupo social o territorio sino que de una u otra forma abarcaban todo el entorno social y urbano de Zamora.
Como todas las cofradías en la Edad Moderna su actividad se centraba en la conmemoración de determinadas fiestas religiosas y en el ejercicio de la acción caritativa sobre sus miembros, familias y desheredados de la sociedad. De esta forma la cofradía de la Cruz siempre celebró su función principal el Jueves Santo en que realizaba su procesión de disciplina, además de las festividades relacionadas con el culto a la cruz, especialmente la de la Invención de la Cruz el 3 de mayo, también con procesión, la de San Miguel y la asistencia a las procesiones generales de la ciudad y a algunas de rogativas.
Durante el Antiguo Régimen la cofradía fue acumulando un patrimonio, nunca demasiado abundante, que irí­a incrementándose poco a poco por legados y donaciones así como por los bienes procedentes de varias cofradías que se le agregaron en el siglo XVIII, la de San Benito y San Bartolomé (1703), la de San Miguel y Ánimas de San Juan (1707), la de San Gabriel (c.1740) y la de Nuestra SeÃñora de la Piedad (1743). De todas ella la más importante fue la de la cofradía de San Miguel pues supuso para ella disponer de una capilla propia donde pronto comenzó a colocar sus imágenes y a celebrar sus reuniones y funciones.
El proceso desamortizador que se desarrolló en España a lo largo del siglo XIX supuso para la cofradí­a de la Vera-Cruz una importante pérdida, que no fue sino una manifestación más del deterioro progresivo que con toda seguridad tuvo al menos desde que en 1768 se prohibiera su seña más característica, el ejercicio de la disciplina. Tras un periodo de existencia no muy brillante, a finales de esta misma centuria se comienza a apreciar una revitalización que va ligada a la producida en otras cofradías.
A lo largo del siglo XX se va consolidando el proceso de mejora de la cofradía, que a su vez perderá alguna de sus señas de identidad puesto que su vida cada vez más se centrará en la procesión que realiza el Jueves Santo, dejando de lado todo tipo de actividad social y buena parte de sus funciones religiosas, todo lo cual no impidió que en las décadas de los cincuenta y sesenta la cofradí­a sufra una importante crisis que tiene como manifestaciones más evidentes el descenso del número de cofrades, la eliminación de los pasos a hombros y la aprobación del uso de túnicas de raso y no de terciopelo como era preceptivo.
En los últimos veinte años la tendencia se invierte, la cofradía ve cómo aumentan sus cofrades y se puede recuperar el esplendor, nunca perdido del todo, de la procesión. Los pasos vuelven a ponerse a hombros, aumenta el número de los mismos, se eliminan las túnicas de raso, se acondiciona una capilla para Jesús Nazareno, e incluso vuelve a organizarse solemnemente la festividad de la Cruz de Septiembre. Aunque desaparecida la función asistencial a sus propios miembros, la Vera Cruz va poco a poco retomando ese elemento como una de sus señas de identidad mediante la colaboración en actividades de ese tipo aunque no sostenidas únicamente por ella sino a través de Cáritas Diocesana.

Las Procesiones
La Vera Cruz realiza a lo largo del año dos salidas en procesión, una con motivo de la festividad de la Exaltación de la Cruz y la que conmemora el Jueves Santo.
- Exaltación de la Cruz (14 de septiembre)
Desde su fundación, la fiesta principal de la cofradía era la de la Invención de la Cruz, el 3 de mayo, y como tal se celebraba con función religiosa, procesión y cabildo. Cuando la Iglesia la elimine del calendario litúrgico se pasará al 14 de septiembre, la Exaltación de la Cruz, que llegarí­a a perderse no reapareciendo sino en 1985.
Se trata de una sencilla procesión en la que únicamente sale el paso insignia, la Santa Cruz, a la que acompañan los hermanos con la vara de la cofradía. Durante el recorrido entra en la iglesia de San Juan de Puerta Nueva, donde se oficia la Santa Misa con sermón. El cortejo lo abre el Barandales que precede a la cruz tras la que van los cofrades, el paso y la banda de música.
- Jueves Santo
En la actualidad tenemos una procesión solemne que recorre durante toda la tarde la parte antigua de la ciudad, acompañando una completa representación de la Pasión el Jueves Santo. A ella asisten los cofrades vestidos con la túnica de la cofradía, de terciopelo morado ceñida con cí­ngulo amarillo, y portando en la mano una vara rematada con una cruz. Todos ellos se distribuyen en dos filas en medio de las cuales van los pasos, entre los que se colocan las bandas de música, pendones, pendonillas, banderines y bandera de la cofradía.
La tarde del Jueves Santo en Zamora está centrada en esta procesión. Las calles atestadas de gentes que se agolpan a su paso hacen en ocasiones difícil su contemplación, especialmente en las horas centrales. Resulta especialmente bonito su paso por la Rúa de los Notarios antes de su llegada a la Catedral. Posteriormente entra en el atrio del primer templo, en recuerdo de cuando se pasaba por el interior del mismo para adorar al Santisimo.

- Desfila la madrugada del Jueves al Viernes Santo
- LUGAR DE SALIDA: Iglesia de Santa María la nueva
- AÑO DE FUNDACIÓN: 1941
- Nº DE HERMANOS: 1239
- PRESIDENTE: Dionisio Alba Álvarez
- WEB: www.yacentezamora.org
- CORREO ELECTRONICO: hermanonotario@yacentezamora.org
- HÁBITO:Caperuz y túnica de estameña blanca; puños con motivos dorados. Fajín morado. Los hermanos portan hachón largo.



Historia:
Se funda en el año 1941, poco después del descubrimiento en la iglesia de la Concepción, olvidada y semioculta, de la bellí­sima imagen del Cristo Yacente. Fue su promotor y artífice destacado Dionisio Alba Marcos, quien se encargó de llevar a buen término la nueva cofradía.
Desde el primer año, su desfile se convirtió en una de las cumbres de la Semana Santa de Zamora.
Se intentó - y se consiguió plenamente - reflejar el entierro de un hombre pobre de un pueblo zamorano. Su cuerpo, cubierto solamente con un humilde sudario, es conducido al sepulcro en unas simples parihuelas, acompañado de sus vecinos en total silencio.
El silencio sólo es roto por las campanillas del viático y el leve golpeteo de los hachones sobre los cantos rodados.
La introducción de grandes cruces de penitencia, los altos caperuces de estameña y un cuidado recorrido hacen que sea una procesión de belleza excepcional.
Desde el momento de su creación, se intentó que finalizara la procesión con la intervención de un coro. Tras diversas tentativas, con la incorporación, en el año 1952, del canto del Miserere, obra del padre Alcocer, en la Plaza de Viriato, el desfile procesional alcanzó su cenit.
Su desfile se inicia a las 11 de la noche del Jueves Santo.

Elementos Característicos:
Muchos son los elementos que se podrán señalar en esta procesión, destacando entre todos ellos las grandes cruces de madera que arrastran los dos mayordomos y un penitente, las campanillas del viático que rompen el silencio de la noche, la distribución de los cofrades en filas.
Paso:
La imagen de Jesús Yacente es obra magnífica de la primera mitad del siglo XVII.
Atribuida sin ningún fundamento durante muchos años a Gregorio Fernández, la crítica moderna la sitúa en el círculo vallisoletano.
Navarro Talegón la señaló como posible obra de Andrés Solanes y Jesús Urrea, basándose además en la existencia de un contrato realizado con don Nicolás Enrí­quez, la cree salida de las gubias de Francisco de Fermí­n sobre 1635.
Se conservó siempre en el convento de Santo Domingo hasta el año 1809, en que, como consecuencia de la guerra de la Independencia, la trasladaron al de Nuestra Señora de la Victoria. Veintiocho años más tarde pasó a la iglesia de Santiago del Burgo y en 1853 a la de la Concepción. En 1966, tras el cierre de este último templo, fue llevada al de Santa Marí­a la Nueva donde recibe culto.
Constituye una de las mejores imágenes de la Semana Santa de Zamora.

Túnica:
Tanto el hábito como el largo caperuz son de estameña blanca, con faja morada y ribetes de cordón de igual color. Los cofrades calzan sandalias franciscanas, aunque muchos desfilan descalzos, y portan un largo hachón de madera negra, con cazoleta de metal y vela roja.

- Desfila la tarde del Viernes Santo
- LUGAR DE SALIDA:Museo de Semana Santa. Realiza estación en la S.I. Catedral
- AÑO DE FUNDACIÓN: 1593
- Nº DE HERMANOS: 3290. Cofradía Mixta
- PRESIDENTE: D. Gracicliano
- WEB:www.santoentierrozamora.com
- CORREO ELECTRONICO: SANTOENTIERROZAMORA@GMAIL.COM
- HÁBITO:Túnica y caperuz de terciopelo negro. Decenario negro. Los hermanos portan vara.



Historia:
La cofradía del Santo Entierro es una de las más antiguas de la Semana Santa zamorana, ya que fue creada en 1593 y su primera procesión se produjo al año siguiente; aunque tuvo una serie de antecedentes durante todo el siglo XVI.
Siempre ha desfilado en la tarde del Viernes Santo.
En 1596 el sedero Alonso de Toro señalaba que hacía tres años había habido una reunión de cofrades cerca del orden que se había de tener en la procesión y del llevar el estandarte, todo ello poco después de que se hubo fundado e instituido la dicha cofradía.

Fines y funciones:
Durante esta primera etapa, la cofradí­a se presenta con una perfecta estructura gremial, en la que todos sus miembros trabajan la seda, divididos en categorías de oficiales y maestros. Carácter reconocido por el propio obispo que, en sus visitas, señala que se trata de una hermandad de legos todos de un oficio; y que se acentúa desde el momento en que se exige para el ingreso en ella pasar un examen en el telar en presencia de tres maestros sederos.
Ese carácter gremial inicial, hizo que externamente fuera bastante distinta a las demás. Sus miembros nunca se disciplinaron en público ni usaron un hábito para desfilar, y su itinerario no iba a la catedral.
La crisis de la industria textil sedera del primer tercio del siglo XVII afectó duramente a la cofradí­a, que tuvo que llevar a cabo una ligera reforma en 1614, seguida de otra muy profunda en 1626, año en que se ve disminuir el número de sus miembros de 72 a 35.
En esa reforma se decide la entrada de todo tipo de cofrades, aunque los sederos siguieran teniendo un papel preponderante. Con ello experimenta una sensible mejora, con aumento del número de miembros, que se duplican, gran incremento de los ingresos, adquisición de nuevas imágenes y reforma de los grupos escultóricos existentes.
Mejora que sigue acrecentándose en la década de 1650, en la que se emprenden grandes realizaciones, que son sufragadas dando la posibilidad a los cofrades de que rediman sus cuotas anuales mediante el pago de una cantidad fija, lo que supone fuertes ingresos en un breve paso.
En estos momentos aparecen ya siete pasos: La Magdalena, el Longinos, el Descendimiento, el Descendido, la Cruz, San Juan y Nuestra Señora, y el Santo Entierro.Pasos que se mantendrían a lo largo del tiempo, excepción hecha de San Juan y Nuestra Señora que es sustituido durante unos años por la Virgen de los Clavos, y la Cruz.
Tras mantener la fuerte recuperación en la década siguiente, se inicia una lenta pero constante caí­da del nivel de cofrades y rentas.
En 1771 se restablece la cofradía con un carácter eminentemente moderno, con nuevos Estatutos; a la vez que se realiza un fuerte cambio en sus aspectos externos.
Aunque la falta de propiedades de estos momentos fue un grave problema, sirvió de estabilizador al producirse las desamortizaciones, pues a diferencia de otras muchas cofradí­as zamoranas, la del Santo Entierro no se vio en absoluto afectada.
A partir de 1857 se produce un período de gran esplendor que va a llegar hasta 1902, durante el cual se van a sustituir por otros nuevos seis de los pasos e incorporar otros dos nuevos; se van a estrenar mesas para todos; a cambiar el itinerario, a dotar a los cofrades de túnica, a hacer mantos y doseles; o a reafirmar el carácter de procesión oficial de la Semana Santa a la de la cofradía.
Coincidiendo con el inicio de esta etapa se produce, sin embargo, una de las mayores desgracias para la hermandad. Una inmensa crecida del Duero en la noche del 29 al 30 de diciembre de 1860 arrasó la casa del Administrador y con ella la mayor parte de alhajas, mantos y documentos.
El siglo XX va a significarse como un período en que se van a ir afianzando las transformaciones producidas desde mediados del siglo XIX, hasta conseguirse la vitalidad de que vive la cofradía en estos momentos.
A lo largo del tiempo se ha perdido el Sermón, que comenzó siendo una representación del momento del Descendimiento y terminó convertido en un simple acto en el que se desclavaba un Cristo de la cruz y era introducido en la Urna con la que se llevarí­a a cabo la procesión.

Túnica:
Es de terciopelo negro, con cíngulo y decenario. Siendo introducida en la procesión de 1895. Los cofrades llevan una vara de madera, rematada en un calvario de metal dorado.

Elementos Característicos:
Todos los pasos, salvo dos, son llevados a hombros y acompañados por bandas de música para facilitar la carga.
Al desfile acuden todas las autoridades civiles, militares y eclesiásticas de la provincia, y la mayor parte de los pasos llevan una escolta.
El elemento más característico es el Barandales, que figura en ella desde su creación.

-Desfila la noche del Viernes Santo
-LUGAR DE SALIDA:Iglesia de San Vicente
-AÑO DE FUNDACIÓN: 1412
-Nº DE HERMANOS: 4383. Cofradía Mixta
-PRESIDENTA: Isabel
-WEB:www.nuestramadredelasangustias.es
-CORREO ELECTRONICO: PRESIDENTA@NUESTRAMADREDELASANGUSTIAS.ES
-HÁBITO:Túnica de estameña blanca, caperuz de terciopelo negro, con cíngulo negro y decenario. Las hermanas y los hermanos que desfilen con esta indumentaria portan hachón. Las mujeres tienen la posibilidad de desfilar simplemente de luto riguroso.


Según la tradición, fue fundada en 1412 por San Vicente Ferrer bajo la denominación de cofradí­a de Dolores y Angustias. Sin embargo, los primeros datos extensos que poseemos son los estatutos de 1579.
El nombre oficial de la hermandad era de la Soledad de la Madre de Dios y Consuelo de los Desamparados. Poco después, en 1581, el mayordomo, cuatros y cofrades acuerdan aforar un huerto propiedad de la iglesia de San Vicente, situado en su muro norte, para construir en él la capilla de Nuestra Madre, lo que no hacen hasta cuatro años después.
En esos momentos, además de la imagen de Nuestra Madre, poseía los pasos del Crucificado con los dos ladrones y San Juan y la Magdalena, así­ como una figura de Nuestra Señora, que pudiera coincidir con la titular.
En 1602, ante las graves dificultades económicas para concluir la capilla, pasa a depender del patronazgo de la familia que en el siglo XVIII alcanzaría el vizcondado de Garcigrande, lo que marcará su futuro y dará lugar a numerosos pleitos.
Por estas fechas ya aparecía perfectamente estructurada la Hermandad, que estaba dividida en dos secciones: la de los hermanos que se disciplinaban en la procesión - que posteriormente lavaban sus heridas en la capilla - y la de los que iban alumbrando solamente.
Cuando en 1604 se bendice la capilla, aparecen en ella seis nichos o cabañas a fin de acoger las imágenes de la cofradía, sin que sepamos cuales existí­an en esos momentos, salvo las ya citadas y la de Nuestra Señora de la Quinta Angustia.
A las dos de la tarde del Viernes Santo celebraba sermón de la soledad, angustias y dolores de la Virgen Madre de Dios y, a las ocho, procesión con práctica de disciplina, que efectuaba un largo recorrido.
Los Estatutos de 1649 señalan que la procesión iba encabezada por un estandarte de Cristo crucificado, al que seguían las insignias o pasos de San Vicente Ferrer, Jesús atado a la columna, Ecce Homo, la Verónica, el Nazareno, el Crucificado, Nuestra Señora de las Angustias y la Soledad.
Coincidiendo con la crisis que sufren todas las Hermandades zamoranas, agravada en este caso por la prohibición de la disciplina pública, se procede a una reorganización en 1794, que supone la aprobación de unos nuevos Estatutos.
Una nueva reorganización se llevó a efecto en 1865, aunque poco después - en 1870 -, y a causa de un pleito con el Vizconde de Garcigrande sobre quién debí­a llevar el estandarte, se produce la disolución de la Hermandad, organizándose desde ese momento la procesión de la noche del Viernes Santo por el párroco de San Vicente con la participación popular.
En 1929 se restableció la cofradía con su estructura actual, desfilando en la misma, junto a Nuestra Madre de las Angustias, las imágenes de San Vicente, la Virgen de los Clavos y, durante algún año, el Retorno del Sepulcro, más tarde suprimidos.
En 1994 se incorpora al desfile procesional en Santo Cristo.
Siempre ha desfilado en la noche del Viernes Santo.

Túnica:
Los hombres visten túnica de estameña blanca, ceñida por cordón y decenario, y caperuz de terciopelo negro; portan unos hachones.
Por su parte, las mujeres visten ropa de calle de luto riguroso y llevan vela con tulipa. La insignia de ambos es una medalla con la imagen de Nuestra Madre.

Elementos Característicos:
Abre el desfile el Barandales, como en la mayor parte de las cofradí­as antiguas de Zamora. Lo más característico del desfile procesional son las largas filas de mujeres alumbrando a la Virgen.

- Desfila la tarde del Sabado Santo
- LUGAR DE SALIDA:Iglesia de San Juan de Puertanueva
- AÑO DE FUNDACIÓN: 1948
- Nº DE HERMANOS: 3428
- Pertenece a la cofradía de Jesús Nazareno
- CORREO ELECTRONICO: cofradias@ssantazamora.es
- HÁBITO:Bellardina de tergal negro con capa y capucha


Desde su fundación la Cofradía de Jesús Nazareno tuvo como principal imagen de devoción a María Santí­sima de la Soledad. Esta devoción se acrecentó a partir de la construcción de la actual imagen en 1886. A comienzos de siglo y con el fin de solemnizar la vela que tradicionalmente se le hací­a el Sábado Santo, se acordó cambiar el escenario de este acto devocional, de modo que en 1909 fue llevada al término de la procesión del Viernes Santo a la iglesia de la Concepción. Realizada la vela la Virgen fue devuelta a su templo en procesión popular. En esta manifestación espontánea hay que colocar el origen de la Sección de Damas de la Virgen de la Soledad, fundada en 1946 como filial de la Cofradía de Jesús Nazareno.
Un año después eran redactados sus estatutos, obteniendo su aprobación canónica en 1948. En la sesión constitutiva de aquel año se eligió su junta directiva integrada por una presidenta, vicepresidenta, secretaria, vice secretaria, tesorera y dos mayordomas, además del capellán que lo era de la cofradía titular. La sección comenzó su andadura con ciento ochenta y siete damas.

Fines y Funciones:
El fin primordial de la Sección de Damas es fomentar el culto y la devoción a la Virgen Marí­a en el misterio de su soledad. Para ello organiza, conjuntamente con la Cofradía titular, entre otros cultos un solemne quinario a celebrar en la primera semana de Cuaresma. Este piadoso acto se celebra de martes a sábado en la parroquia de San Juan de Puertanueva, con misa y ejercicio de quinario. No obstante, el más importante y destacado de sus cultos es la procesión del Sábado Santo. La imagen de la Santísima Virgen recibe culto en la referida iglesia. Hasta hace pocos años dispuso de capilla propia, la que en 1839 cediese a la Cofradí­a de Jesús Nazareno el Marqués de Valverde, Conde de Casa Trejo. Sin embargo, derruida esta durante las obras de restauración del mencionado templo pasó a ocupar un altar en el muro norte que aprovechó de la antigua capilla el arco de entrada y una reja.

Órganos de Gobierno:
Su actual junta de gobierno, elegida para un mandato de cinco años, la componen una presidenta, vicepresidenta, secretaria, vicesecretaria, tesorera, vicetesorera, un número de vocales entre dos y cinco y el capellán. Cada año se nombran doce mayordomas, ocho por orden de antiguedad y cuatro por sorteo.

Procesión:
Se celebra en la tarde del Sábado Santo con la devota figura de la Virgen de la Soledad. Esta es imagen de vestir, de serena belleza, acusado realismo, y composición no alejada de la tradicional de las ví­rgenes dolorosas, si bien con rostro y manos más bajas. De tamaño natural fue tallada en madera de pino por el imaginero zamorano Ramón Álvarez por encargo de D. Joaquín Muñoz Arribas que la donó a la Cofradí­a de Jesús Nazareno, saliendo por primera vez en 1886. En la procesión viste túnica y manto de merino negro, toca y puños blancos con encaje; ciñe su cintura con un cordón de hilos de oro. Su cabeza se toca con una sencilla corona de oro, plata, platino y piedras preciosas. A diario luce otra de metal dorado, con pedrería de fantasí­a. En la procesión va colocada sobre mesa de caoba, realizada según diseñoo de D. Cesáreo Pedrero Mozo, tallada por Gerardo Fernández Gastalver en 1948.
Se inicia la carrera a las ocho de la tarde de la parroquia de San Juan, recorriendo las calles céntricas de la ciudad. A la misma asisten las damas de luto riguroso con medalla distintivo alumbrando con tulipa de cristal. Abre la marcha la banda de tambores y cornetas de la Cofradí­a titular, seguida de la cruz guía, y repartidos en la carrera entre las filas se sitúan el estandarte, otra banda de cornetas y tambores, las mayordomas y una escuadra de la Policí­a Municipal que ostenta el título de escolta de honor. Junto a la imagen se coloca la presidencia oficial que componen una representación de la Cofradí­a de Jesús Nazareno, la propia de la Sección de Damas, el capellán, autoridades locales y banda de música. Al paso le da escolta un piquete con uniforme de gala de la Policía Nacional.

Momentos singulares:
Uno de ellos se celebra en el interior de la iglesia, y consiste en un acto sencillo, ya terminada la procesión, en el que la presidenta de la Sección de Damas hace entrega simbólica de la imagen a su homólogo de la cofradí­a titular. Previamente, el Viernes Santo, al concluir la procesión de Jesús Nazareno, su presidente ha hecho entrega de la imagen a las damas para su custodia. El otro acto más destacado es el rezo de la salve popular en la Plaza Mayor con el que concluye la procesión.

- Desfila la mañana del Domingo de Resurrección
- LUGAR DE SALIDA:Santa Marí­a de la Horta
- AÑO DE FUNDACIÓN: Siglo XVI
- Nº DE HERMANOS: 1550
- PRESIDENTE: D. Verónica Pedrero
- CORREO ELECTRONICO: cofradias@ssantazamora.es
- HÁBITO:Los hermanos portan vara metálica


Cofradía parroquial cuyos orígenes, aún por datar exactamente, se remontan al menos al siglo XVI, dado que existen documentos referidos al año 1544, según estudios de D. Angel J. Moreno, de una procesión que realizaba en la Plaza Mayor el "Encuentro". Siguiendo al autor citado, y ya documentalmente, es desde 1776 cuando podemos seguir las vicisitudes de la Cofradía, bien con épocas de esplendor referidas a este tiempo, bien a épocas de penuria como tras la invasión napoleónica o a mediados del pasado siglo XIX. Es desde entonces cuando el aumento de cofrades y su peculiar desarrollo procesional, hacen de esta Cofradí­a una de las mas queridas en la Ciudad.
Tiene su sede en la Parroquia de Santa Marí­a de la Horta. Los cofrades, caso único de toda la Semana Santa zamorana, no llevan hábito propio, sino que salen el Domingo de Resurrección a la calle con sus ropas "de domingo", sus mejores galas. Portan vara niquelada, rematada con una pequeña imagen del Resucitado y adornada con las primeras flores de la primavera (lilas, claveles, etc.)
La Virgen de la Alegría, de Higinio Vázquez, imagen de madera policromada, representa a la Madre en actitud de encuentro hacia el Hijo perdido. Fue realizada en 1993 y desde entonces procesiona tras sustituir a otras (una de los talleres de Olot que procesionó desde 1913 hasta 1956 y desde 1984 hasta 1992 y otra de Florentino Trapero, imagen de vestir, que lo hizo desde 1957 hasta 1983; ambas depositadas en la parroquia sede). Durante la primera parte del recorrido y hasta el "Encuentro", se cubre con un manto negro que cae cuando ve al Hijo, entre la explosión de júbilo de los cofrades y el ruido de las escopetas. Lo hace sobre "mesa" tallada en 1963 por Zúñiga.
Ambas imágenes salen a la calle el Domingo de Resurrección desde la Iglesia Parroquial sede a las nueve de la mañana, a los sones del himno nacional y lo hacen siguiendo recorridos diferentes. El Resucitado, imagen titular, acompañado por el tamborilero de la Cofradía con música festiva sigue un itinerario, y la Virgen de la Alegrí­a, con manto negro, y marchas fúnebres, recorre las calles por otro distinto hasta llegar a la Plaza Mayor donde se reúne con el Resucitado.
Allí­ se celebra el "Encuentro", entre una súbita explosión de alegría, tiros de escopeta con salvas desde los balcones (en recuerdo de las antiguas "suizas" o "zuizas", manera de gastar el dinero sobrante en pólvora), y tras efectuar la Reverencia, dan la vuelta a la Plaza Mayor para seguir por Balborraz para entrar en el Templo de salida. Este último recorrido, con sones de flauta y tamboril y marchas triunfantes, es considerado por los zamoranos como la primera romería de las muchas que se celebran en la ciudad y provincia durante la primavera.
Al finalizar la procesión se celebra Misa Mayor y tras ésta los mayordomos del año convidan a las autoridades, cofrades y resto del barrio donde se asienta la Cofradía a un refrigerio de frutos secos, pastas y bebidas. Tras lo cual es imprescindible acudir a uno de los numerosos bares y restaurantes zamoranos a degustar el plato típico del día, consistente en dos huevos fritos, magras de cerdo y pan frito, los famosos "dos y pingada".
Por último recordar que prácticamente la mayor parte del recorrido se desarrolla por calles típicas, la antigua Puebla del Valle del medievo, lugar donde se asentaban la mayorí­a de los gremios artesanales y que aún en la actualidad conservan reminiscencias de aquel pasado medieval, casas bajas, calles empedradas, gente humilde pero de una gran nobleza espiritual.